Hmmm... la página que buscas no está aquí. Intenta buscar más arriba.
  • Halle Berry cumple su meta: conseguir unos abdominales de infarto

    Ha pasado ya la barrera de los 50 -cumplió 53 el pasado mes de agosto-, pero Halle Berry sigue presumiendo de una figura envidiable. La actriz, por la que parece que no pasan los años, mantiene una silueta tonificada, detrás de la cual hay una rutina de ejercicio constante y exigente. La última prueba la ha compartido ella misma con una imagen que ha dejado sin palabras a sus seguidores y en la que muestra sus abdominales. "No hay mejor sensación que marcarte una meta y alcanzarla", apuntaba la actriz sobre su objetivo cumplido. ...

  • Dulce María ya se casó y se filtraron imágenes en redes sociales

    CIUDAD DE MÉXICO., noviembre 10 (EL UNIVERSAL).- Sin decir nada, Dulce María por fin dio el sí en el altar, y es que la cantante se casó este fin de semana con Francisco Álvarez, pero pese a que la pareja quería mantener en "secreto" el momento más feliz de sus vidas, algunas imágenes se están filtrando en redes sociales.Entre el material que se puede ver de la exRBD y Álvarez pasan a la pista para su primer baile como marido y mujer, este video lo filtró el programa de televisión "Despierta América". ...

  • Centro de Diseño Ford en Merkenich, punto de inicio del nuevo Puma

    Visitamos las instalaciones germanas en las que se ha llevado a cabo todo el proceso de diseño del nuevo SUV urbano.

  • Con dos bandos radicalizados, Bolivia se enfrenta a un enorme agujero negro

    Evo Morales, el presidente que más tiempo condujo Bolivia, cayó por su propio error en tres horas, tres semanas y tres años y nueve meses.Su país se enfrenta ahora a un agujero negro. Para evitar que lo devore todo, la tarea urgente es calmar las calles y encontrar a alguien que gobierne bajo el marco de la democracia. La misión final será resguardar los avances económicos y sociales y barrer con el autoritarismo, tan característicos unos y otro del expresidente.Será una tarea difícil y estará llena de peligros. El principal será la incendiaria polarización entre los seguidores de Morales, que se refugian en la épica de haber sido víctimas de un golpe, y sus detractores, reunidos en una oposición tironeada entre un sector moderado que no logra hacer pie y un ala de derecha que crece y se muestra más y más extrema.Tres horas tardó Morales en dimitir luego de que las Fuerzas Armadas bolivianas anunciaron que le retiraban su apoyo y que el presidente debía dar un paso al costado para pacificar Bolivia.Sin esa red de acero que sostiene a Nicolás Maduro, al ya aislado Morales no le bastaron los respaldos que llegaban de Alberto Fernández y el Grupo de Puebla para sostener un error autogestionado: creer que el éxito económico y la estabilidad política lo habilitaban a desoír la voluntad electoral de los bolivianos y a moldear las normas, con la ayuda de la Justicia, para adaptarlas a su sueño de ser un presidente eterno.Como sucede con la dirigencia de otros países, Morales pensó que avanzar contra la pobreza y poner dinero en el bolsillo de la gente son condiciones suficientes para gobernar sin atender otras aspiraciones de la sociedad.Si en Chile esas expectativas son las de equidad económica y de la igualdad de acceso a la educación, la salud o la vivienda, en Bolivia son las de la alternancia democrática y la salud institucional.Tres años sin escucharDesde el referéndum de 2016, en el que los bolivianos le dijeron que no debía presentarse a otro mandato, Evo tuvo tres años para escuchar y entender ese reclamo de alternancia. Pero se empecinó en ignorarlo, hacia dentro y fuera de su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS).Hacia afuera, en lugar de respetar el resultado de la consulta y enamorado de su propio éxito, buscó convertir su popularidad en un cuarto mandato con el aval de la Corte Suprema, que le renovó la posibilidad de presentarse a otros comicios porque era su "derecho humano".Hacia dentro del MAS, el exacerbado personalismo de Morales se tradujo en la ausencia de una nueva generación de dirigentes. Él mismo se encargó de alimentar esa falta por miedo a que su sucesión terminara en fracaso, como ocurrió con Rafael Correa y Lenín Moreno, en Ecuador, o con Lula da Silva y Dilma Rousseff, en Brasil.El camino del exjefe de Estado hacia las elecciones de octubre pasado estuvo repleto de señales de que si no respetaba el mandato del referéndum al menos debía asegurar la transparencia de los comicios presidenciales para evitar las sospechas y cuestionamientos de la oposición, como finalmente sucedió.Llegan malas noticiasLa economía, su gran catapulta doméstica e internacional, comenzó a mostrar sus debilidades en los últimos años. Pese a que avanzaría un 4% en 2019 y a que la pobreza cayó de 38% a 15% desde 2006, la caída del precio del gas, el creciente déficit fiscal y la reducción de las reservas hacen prever problemas cercanos.Las malas noticias económicas empezaron a limar la popularidad de Morales el año pasado, y cuando esta se recuperaba la demora del gobierno en combatir los incendios en la Amazonia, en agosto pasado, le dio un nuevo golpe.La otra cara de los vaivenes de la campaña de Morales fue la carrera de la oposición.Durante años, Evo la neutralizó y diluyó con su habilidad política, con sus logros económicos y con su talento para integrar a la sociedad a los grupos que Bolivia siempre excluyó: indígenas, mestizos y pobres.Sedujo incluso a aquellos que siempre lo recelaron, como los votantes de la pujante Santa Cruz, que ahora vuelve a su crítica original.Pero apenas se topó con la oportunidad, la oposición se reanimó. El año pasado, empezó a capitalizar el descontento institucional que había dejado el aval de la Justicia a la candidatura de Evo.La ironía jaquea a MoralesTambién aquejada por la falta de renovación, se alineó con un candidato ya conocido, Carlos Mesa, un periodista e historiador de centro que tuvo que hacerse cargo del descalabro político y económico que dejó Gonzalo Sánchez de Lozada al renunciar, en 2003.Irónicamente, la fuerza ascendente y demoledora que arrinconó a Sánchez de Lozada fue el propio Evo, entonces carismático dirigente cocalero.Ahora, a Morales le toca el destino de Sánchez de Lozada: dimitir luego de una crisis autoinfligida, de una violencia desatada y de una soledad creciente ante la deserción de aliados históricos.A Evo esa crisis le estalló -o más bien le terminó de detonar- hace tres semanas, en la noche del día electoral, cuando súbitamente el escrutinio que indicaba que debería haber un ballottage entre Morales y Mesa se detuvo.Al recomenzar, 12 horas después, los resultados señalaban que el presidente obtendría la reelección en primera vuelta. Y Bolivia se movilizó, dividió y violentó.Primero, Evo se empecinó en defender un conteo de votos que todos descontaban como viciado. En el camino de esa obstinación, el expresidente perdió el respaldo de sus socios de siempre. Uno por uno, desde mineros e indígenas hasta la COB, el sindicato obrero, lo fueron abandonando a medida que la oposición se hacía fuerte en la calle. Las estocadas finales fueron las de los motines policiales y la del comunicado de las Fuerzas Armadas.¿Golpe o no golpe?A solas con su error y presionado por un lapidario informe de las irregularidades contabilizadas por la OEA, Evo decidió, ayer por la mañana, convocar a elecciones.Pero no fue suficiente. Parada en el límite de lo legal y legítimo, la oposición exigió más y fue por la renuncia total, no solo de Evo, sino de toda la línea sucesoria, hasta el Senado."Nadie del MAS" fue, ayer a la tarde, el grito de guerra opositor, que desoyó la advertencia de Luis Almagro, secretario general de la OEA, de que lo constitucional sería que Morales terminara su mandato, en enero próximo.Renunciado el expresidente, la oposición, dominada ya no por Mesa, sino por una derecha religiosa y dispuesta a todo, se choca allí con su encrucijada, una que la ubica cerca de un golpe.Ella es tan inmediata como urgente es la necesidad de detener la violencia que amenaza a Bolivia. Esa encrucijada lleva la forma de muchas preguntas: ¿podrá ser la oposición diferente d Morales? ¿Podrá salir del revanchismo? ¿Se dedicará a proscribir al MAS y se convertirá en un irónico espejo de Nicolás Maduro? Por ahora da signos de que evitará ese escenario y también señales de que no. Pero el tiempo corre, Bolivia y sus calles se incendian y si la oposición no se centra, será tan peligrosa como fue la obstinación autoritaria de Evo.

  • Qué tipo de cerebro tienes y cuáles son puntos débiles

    Identifica cómo trabaja tu mente, así como los "puntos ciegos" que te detienen para alcanzar todo tu potencial.

  • Beatriz de York estrena una curiosa chaqueta de Zara con efecto óptico

    iAunque doña Letizia es la mejor embajadora de la moda asequible de sello español, no es la única royal que sucumbe ante la que es una de las marcas más relevantes de nuestro país. Sofia de Suecia, Kate Middleton, Josephine de Dinamarca, Elisabeth de Bélgica... no son pocas las reinas, princesas y duquesas que han incluido en sus conjuntos prendas de Zara durante las pasadas semanas. La última en hacerlo ha sido Beatriz de York, quien ha vuelto a confirmar su idilio con el gigante de Inditex gracias a un sofisticado diseño que, además, cuenta con un curioso efecto óptico. VER GALERÍALa hija mayor del príncipe Andrés de Inglaterra, que acaba de anunciar su compromiso matrimonial, asistió hace unos días al Web Summit en Lisboa, una de las conferencias tecnológicas más importantes del mundo. Como representante de su país, la princesa se dejó ver en el pabellón de Reino Unido, donde hizo gala de su característico estilo de tendencia con un look rematado por una prenda diseñada en España. Beatriz optó por un conjunto dos piezas en el que combinaba blusa negra de discreto escote en 'V' y falda midi azul plisada, al que sumó una chaqueta de tweed para protegerse del frío y lograr una estética totalmente elegante y acorde con la situación. \- Lee también: Un bolso de Zara reaviva el idilio de Beatriz de York con la moda españolaVER GALERÍAEste tipo de chaquetas, que popularizó Coco Chanel en la década de los años 20, siguen estando totalmente de actualidad, e incluso se han establecido como una de las estrategias preferidas de las damas reales para aportar una dosis extra de sofisticación a sus conjuntos de manera instantánea. No es la primera vez que vemos a Beatriz recurrir a esta casa española, y es que, al igual que su hermana, en los últimos años ha comprado varias prendas y accesorios en ella. En esta ocasión, se ha decantado por una pieza exterior corta, con hombrera marcada y botones joya, confeccionada en tweed de algodón. Además de su precio asequible, también llama la atención el detalle que agrega en la manga, puesto que posee un falso puño de popelín blanco que genera visualmente la sensación de que se luce una camisa blanca debajo, cuando no es así.VER GALERÍADe momento, están todas las tallas disponibles en la web de la marca, de la XS a la XXL, por 69,95 euros. Para rematar el look, Beatriz ha sumado un maxibolso tote de Goyard, ideal para largas jornadas de trabajo, que puede adquirirse a través de plataformas multimarca por 2.835 libras (unos 3.295 euros aproximadamente). Haz click para ver el documental de Beatriz de York, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!Loading the player...

  • Jessica Alba y el favorecedor accesorio nupcial que puedes encontrar en Zara

    Un enlace está rodeado de diferentes momentos muy especiales. Desde la pedida a la boda, pasando por la fiesta previa a la ceremonia o preboda que cada vez celebran más parejas. Situaciones que requieren un vestuario cuidado al que las novias prestan más atención. Algunas optan por diseños con los que dan pistas sobre lo que llevarán durante el 'sí, quiero', mientras que otras buscan looks de alto impacto con los que sorprender. Opciones inspiradas en las que más entienden de moda con las que convencer a los invitados está más que asegurado. ...