• Dejó a su hija en el patrullero para tener sexo con su jefe y la niña murió

    Una exagente de Policía de Long Beach, en Estados Unidos, fue encontrada culpable de haber cometido homicidio involuntario por ser la responsable de la muerte de su pequeña hija de tres años, a la que dejó encerrada en su patrullero para ir a tener relaciones con su supervisor.La pequeña no pudo soportar el encierro y el calor -ese día hacía unos 38º- y falleció a consecuencia del abandono de su madre, que duró unas cuantas horas.El hecho que terminó de juzgarse ayer, cuando la Justicia determinó que Cassie Barker, de 29 años, era culpable de homicidio involuntario por negligencia de su hija, ocurrió en el 30 de septiembre de 2016 en Hancock County, Indiana, cuando la pequeña Cheyenne Hyer fue encontrada sin vida dentro del patrullero que manejaba su madre.Según los reportes policiales, la pequeña había quedado encerrada en la patrulla, atada en su sillita en los asientos traseros del vehículo, mientras su madre se había dirigido a hablar con su supervisor. La madre, sin embargo, admitió en el juicio que en realidad estaba teniendo sexo con su jefe mientras su hija permanecía encerrada en el caluroso ambiente del auto policial.Las fuentes policiales agregaron que la niña pudo haber estado por horas encerrada en el patrullero, ya que aparentemente, la mujer se quedó dormida luego de estar con su supervisor, según consigna el medio estadounidense WLOX. Cuando llegaron a atender a la niña, su temperatura corporal era de 41º."No sé qué podría hacer por usted, que podría ser peor que lo que ya experimentó. Siempre estará encerrada en una prisión de su propia mente", le dijo el Juez del caso, que pidió más tiempo para considerar la sentencia. Por su parte, la fiscalía solicitó una pena de 20 años de prisión para Barker.Por su parte, el padre de la menor que perdió la vida en el auto, señaló: "Cada vez que cierro los ojos, me imagino su sufrimiento y luego la imagino acostada en este ataúd".También se supo que no era la primera vez que Barker encerraba a su hija en un auto. Aparentemente, había sido reportado otro caso, cuando la agente de policía dejó a la menor en su vehículo para ir a hacer compras. Un transeúnte descubrió a la pequeña encerrada y dio avisoEl padre de la menor no sabía tampoco de este incidente. Cuando se enteró, su padre sentenció: "Como padres, se supone que se debe proteger a su hija, pero Cheyenne se fue porque su madre no la protegió, no una, sino dos veces. Que Dios tenga misericordia de su alma".

  • Muere un ciclista de 19 años en plena carrera por recibir la dirección equivocada

    El mundo del ciclismo ha expresado su dolor por la muerte de Stefan Loos, de 19 años, en el Gran Premio Alfred Gadenne celebrado en Bélgica.

  • "¡Dios es grande!", la angustia del copiloto del Boeing de Indonesia en el minuto final

    JAKARTA.- El mayor fabricante mundial de aviones, Boeing , enfrentaba hoy una creciente serie de obstáculos para que su inmovilizada flota de aparatos 737 MAX vuelva a levantar el vuelo, luego que emergieron escalofriantes detalles de un accidente en Indonesia similar al de hace diez días en Etiopía.Los expertos sospechan que un sistema automatizado que rectifica el ángulo de inclinación del morro del avión podría estar implicado en ambos casos, al frustrar los intentos de los pilotos de corregir la trayectoria mientras sus aviones caían.No obstante, son enfáticos al señalar que la investigación no está completa y que las acciones y la formación de los pilotos serán analizados en detalle.El siniestro del 10 de marzo del vuelo 302 de Ethiopian Airlines sacudió a la industria mundial de la aviación y sembró dudas sobre el modelo que Boeing pretendía convertir en su estándar durante las próximas décadas, ante los parecidos con la tragedia de un Lion Air en Yakarta en octubre. Entre ambos accidentes perecieron 346 personas.Hoy se supo que el pasado 29 de octubre mientras transcurrían los segundos finales del vuelo indonesio, el piloto entregó los controles a su copiloto y recorrió con celeridad las páginas del manual técnico, tratando de averiguar qué estaba pasando."Es como una prueba en la que hay 100 preguntas y cuando se cumple el tiempo solo has respondido a 75", dijo una de las fuentes con conocimiento de las grabaciones de cabina. "Entonces entras en pánico. Se te acabó el tiempo".Luego, cuando la nariz del vuelo 610 de Lion Air se dobló repetidamente hacia abajo, Harvino, el copiloto, comenzó a orar. Su súplica fue captada en los últimos segundos de audio en la grabadora de voz de la cabina. "¡Dios es grande!", dijo Harvino, un experimentado aviador indonesio, y luego recitó un versículo en el que le pedía a Dios que le conceda un milagro.Pero no hubo tal milagro. Y el nuevo Boeing 737 Max 8 se lanzó al mar de Java en Indonesia después de 12 minutos de vuelo.Boeing, con sede en Chicago, prometió una rápida actualización del software de vuelo automático para el avión, pero destacados reguladores de Europa y Canadá quieren obtener garantías por sí mismos, más que confiar en los análisis estadounidenses.Canadá y la Unión Europea dieron marcha atrás a su confianza previa en las evaluaciones de la Administración Federal de la Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) y buscarán ahora sus propias garantías sobre los aviones MAX, lo que complica las esperanzas de Boeing de poder reanudar sus operaciones pronto en todo el mundo.Los reguladores quieren estar absolutamente seguros sobre el nuevo sistema de control de vuelo automatizado de Boeing, conocido como MCAS (Sistema de Aumento de Características de Maniobra, por sus siglas en inglés), y de que los pilotos están bien entrenados para manejarlo."Nuestra credibilidad como líderes de la aviación se está viendo dañada", escribió Chesley Sullenberger, un piloto estadounidense que saltó a la fama hace una década tras lograr posar un avión en el río Hudson, salvando la vida de las 155 personas que iban a bordo.Agencia Reuters

  • Una joven pareja compra por error una mansión destruida de 120 años

    Una pareja de Glasgow, Cal Hunter y Claire Segeren, compraron por accidente una mansión abandonada de 120 años de antigüedad tras una gran confusión en la subasta.

  • Jennifer Lopez y Alex Rodriguez ahora venden lentes de sol

    J-Rod ahora son los portavoces de la marca de lentes de sol Quay Australia. La campania promocional de las gafas muestran el esculpido cuerpo de la artista y la química de la pareja que recién se comprometió. Ambos contarán con su propia línea.

  • La tentadora oferta de casas de lujo a precio de saldo en Venezuela por la crisis

    "Nunca imaginé que viviríamos en una casa así".Quien habla es el satisfecho nuevo propietario de un apartamento en Chuao, una de las zonas más cotizadas de Caracas.Después de años trabajando duro en el sector audiovisual y ahorrando gran parte de los dólares que le pagaban por ello, Germán pudo lanzarse a la compra del apartamento en el que sueña que él, su mujer y su hijo pasen los próximos años.Son 3 dormitorios y 136 metros cuadrados en una planta alta de un edificio cuyo diseño recibió premios de arquitectura cuando lo construyeron.Pero lo mejor, sin duda, es su precio, impensable en la Venezuela anterior a la crisis."Al principio lo estaban anunciando por unos US$200.000 ó 250.000, pero con el tiempo fue bajando y bajando. Nosotros lo compramos por US$56.000", explica este comprador.En cuanto se completen los trabajos de remodelación que ya ha encargado, Germán y su familia se mudarán a su nuevo hogar.No muchos en la Venezuela actual pueden permitirse adquirir una casa en propiedad, pero, como muestra el ejemplo de Germán, para los que sí pueden hay "muy buenas oportunidades en el mercado"."Yo he decidido quedarme en el país y espero que esa sea nuestra casa por un buen tiempo".Motivo de venta: "Se van y no vuelven"Las casas, también las de lujo, están hoy a precios muy bajos en Venezuela.Un apartamento con dos habitaciones, piscina y jardín en un complejo turístico de la Isla Margarita, en pleno Mar Caribe, cuesta hoy US$21.000, menos que muchos automóviles en Estados Unidos.Los dueños de un apartamento de 100 metros cuadrados en El Paraíso, otra zona residencial de Caracas, piden US$36.000. Regalan los muebles y los electrodomésticos.Por una vivienda de 150 metros cuadrados con 3 habitaciones en la urbanización Colinas del Bello Monte, una zona residencial de Caracas, sus propietarios piden US$70.000.Han rebajado mucho sus expectativas. Cuando la pusieron en venta el precio era de US$250.000.La razón de la rebaja es la misma que ha impulsado a muchos otros propietarios de Venezuela. Figura en el anuncio con el que se busca un comprador a través de grupos de Whatsapp: "Se van y no vuelven".De acuerdo con las cifras de Naciones Unidas, más de tres millones de venezolanos han salido del país en busca de oportunidades en los últimos años.La emigración masiva ha dejado un país con menos gente y cada vez más casas vacías.Así, los precios se han desplomado.Según Roberto Orta, presidente de la Cámara Inmobiliaria Metropolitana, "los precios cayeron de manera sostenida en los últimos 4 años entre un 50 %y un 75%"."Si en las principales ciudades de América Latina el precio de metro cuadrado se sitúa en unos US$1.500, en Caracas está ahora en US$500", dice Orta en conversación con BBC Mundo."En algunos casos el coste de construirlas es ya mayor que su valor en el mercado", añade.Pérdida de confianzaEl éxodo no es la única causa."La caída del poder adquisitivo de los venezolanos, la falta de créditos bancarios y la situación política, con acciones en contra de la propiedad privada, han hecho que se pierda la confianza en el país", señala Orta.Sin embargo, algo parece estar cambiando últimamente.Los problemas con la electricidad de los últimos días han paralizado aún más la actividad, pero los profesionales del sector habían detectado ya antes un fenómeno por el cual muchos vendedores se están echando atrás, frustrando las transacciones de las que ellos obtienen sus comisiones.Lo llaman "el efecto Guaidó".El líder de la oposición venezolana y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, invocó la Constitución y se juramentó el pasado 23 de enero como presidente encargado ante lo que considera "usurpación" de Nicolás Maduro.Este acusa a Guaidó de ser "un títere" al servicio de "un plan golpista" orquestado por el gobierno de Estados Unidos.Muchos confían en que, con su nuevo liderazgo, esta vez la oposición si logrará sacar a Maduro del poder.Orta cuenta que "ante las expectativas de cambio se ha parado la caída de los precios e incluso se ve una leve subida"."Mucha gente que se marchó del país y llevaba tiempo con sus casas en venta estaría dispuesta a regresar".¿Regresar?Es el caso de Virginia, una médica venezolana que se marchó a España hace un año.Desde entonces ha reducido varias veces el precio del espacioso apartamento que dejó en El Hatillo, un lindo pueblecito turístico a las afueras de Caracas.Ella esperaba recibir US$200.000 por él, pero el único comprador que apareció no ofrecía más que 80.000 y finalmente se echó atrás.En el último mes, coincidiendo con la aparición en escena de Guaidó, varias personas se han interesado por su propiedad, pero ahora es ella la que no lo tiene claro."Algo bueno podría estar a punto de pasar y, si pasa, tal vez podamos regresar a Venezuela o quizá la casa se revalorice".Orta, sin embargo, matiza las expectativas, también para posibles compradores foráneos: "Quienes hagan ahora una inversión en Venezuela pueden obtener mucha ganancia, pero la subida no va a ser inmediata".*Los nombres de los propietarios de casas citados en esta nota fueron alterados para proteger su identidad.

  • El Papa lanza un plan para que chicos aprendan a programar gratis "por la paz"

    ROMA.- José María del Corral contagia entusiasmo cuando habla. "El Vaticano por primera vez tendrá un espacio donde chicos que no pueden pagar una cuota, puedan aprender a programar en computadoras. Es una novedad mundial que el Vaticano se abra a esto y que tenga una sede para esto, algo antes impensable", dice a LA NACION el presidente de Scholas Occurrentes, fundación pontificia que trabaja para la inclusión a través de la educación, el arte y el deporte, con una red presente en más de 190 países del mundo. "Y el desafío mundial es que los chicos, en vez de estar frente a la computadoras con jueguitos alienantes, se dediquen a programar para ver cómo se logra hacer un mundo en paz", agrega.Será el Papa, quien mañana a la tarde (al mediodía argentino), en su cuarta visita al cuartel general de Scholas en el Palazzo San Calisto, lanzará con un click este proyecto, titulado "Programando por la paz". La iniciativa fue el fruto de un acuerdo que selló Scholas con Code.org, una organización sin fines de lucro dedicada a expandir el acceso a Ciencias de la Computación, con el fin de que cada estudiante en cada escuela tenga la oportunidad de aprender informática, de la misma manera que biología, química o álgebra."El objetivo del acuerdo es generar un espacio de integración y el desafío de este año es que los 50 millones de chicos que nuclea Code.org se pongan a programar por la paz, para llevar la cultura del encuentro que impulsa el Papa a la informática", adelantó a La Nación Del Corral, viejo amigo de Jorge Bergoglio desde que impulsaron en Buenos Aires las escuelas vecinales, embrión de Scholas. "Al programar para que haya paz, por supuesto los chicos se enfrentarán con diversas problemáticas que van desde lo que pasa en las escuelas con el bullying a las injusticias, las desigualdades y al tema de la pobreza", agregó.La gran novedad será que un grupo de chicos podrá aprender a programar en la sede del Vaticano de Scholas, en el Palacio de San Calisto y otro grupo en un sitio emblemático de la madre patria del Papa: la sede que Scholas tiene en la Villa 31. "No hace falta decir que ése es un terreno más que interesante para que chicos puedan pensar y programar por la paz", subrayó Del Corral.Nuevas sedes en el mundoDurante la visita que hará mañana al cuartel general de la fundación pontificia, el Papa también inaugurará -a través de videoconferencias-, nuevas sedes de Scholas en Portugal y en Rumanía (país que Francisco visitará a fines de mayo) y el "Hub Tecnológico de Scholas" en Panamá, es decir, una sede más orientada a la tecnología como herramienta de inclusión.Durante la videoconferencia, que podrá seguirse vía streaming a través de la página web de Scholas, como en otras oportunidades, estudiantes de Oaxaca, México y de Granada, España, compartirán con él los resultados de su experiencia luego de haber participado en el programa Scholas-Ciudadanía. "Estos programas han tenido mucho éxito y cuentan con el respaldo de los obispos del lugar", destacó Del Corral.Finalmente, el Papa bendecirá -siempre vía videoconferencia-, dos nuevos espacios de Scholas en Italia. Uno, que fue fruto de un acuerdo con el departamento de Salud Pública de la región de Lombardía, será para iniciar un proyecto en una casa pediátrica de Milán donde curan a chicos que han sido víctimas de bullying o que intentaron suicidarse. "Allí se pondrá en marcha el programa Scholas Arte y el Papa se comunicará con los 57 chicos que están internados ahí, junto a sus padres", apuntó del Corral.El otro espacio que inaugurará Francisco es fruto de un acuerdo que selló Scholas con un monasterio de monjas benedictinas de clausura de la ciudad de Pistoia, en la región de Toscana, en el centro de Italia. "Firmamos con la abadesa un acuerdo por el cual funcionará allí un centro de formación de Scholas", reveló del Corral, entusiasmado. "Esto le dará mucha vida al monasterio de clausura, donde las pocas monjas que están allí, que son ancianas, en línea con el Papa no quieren que el día de mañana se convierta este magnífico lugar en un hotel cinco estrellas, sino que sirva para trabajar, a través de la educación, el deporte, el arte y la cultura, para que chicos de todo el mundo tengan oportunidades y aprendan una cultura del encuentro y puedan hacer un mundo mejor", concluyó.